Envío GRATIS siempre | Recibe tus productos en 24/48 h
Todo sobre el Método Curly

El Método Curly está de moda y no ha dejado de ser tendencia desde que Lorraine Massey, gurú del cabello rizado, lo creó para conseguir una rutina de cuidado que respetara más sus rizos aportando hidratación, nutrición y definición, y reduciendo el encrespamiento.

Para conseguirlo, el Método Curly se centra en la hidratación del rizo ya que es la base para conseguir mayor volumen y definición de forma natural.

En este punto, Lorraine Massey estableció la primera regla del Método Curly: es esencial escoger bien los productos para cuidar el cabello rizado ya que NO todos valen.

Qué productos son aptos para el Método Curly

Los productos aptos para el Método Curly son aquellos que no contienen ni siliconas, ni sulfatos, ni parabenos, ni alcoholes. ¿Por qué? Pues porque los champús, acondicionadores o mascarillas que contienen estas sustancias arrastran los aceites naturales del cuero cabelludo provocando sequedad. ¡Lo contrario de lo que quiere el Método Curly!

Con el objetivo de hidratar el cabello, se han encontrado sustitutivos naturales como la glicerina o los aceites de coco, de oliva, de jojoba…

A nosotros nos hace muy felices poder decir que TODOS nuestros productos son aptos para el Método Curly. Concretamente, la línea Curl Defining, formulada con aceite de abisinia y coco, es idónea para aplicar el Método Curly ya que es 100% respetuosa con el cabello rizado al no contener siliconas, sulfatos, parabenos (etc, etc, etc.).

productos-metodo-curly.jpg

Qué pasos seguir en el Método Curly

El Método Curly tiene un modo de aplicación muy claro basado en 6 pasos:

  1. Último lavado / Final wash: El primer paso del método consiste en utilizar POR ÚLTIMA VEZ un champú con sulfatos para eliminar todos los residuos presentes en el cabello (siliconas, ceras y derivados del petróleo) y dejarlo limpio. No queremos mentirte… En nuestra web no encontrarás ningún champú con sulfatos, no va con nuestra filosofía.
  2. Co-Wash: Se trata de un método ideal para hidratar los rizos ya que consiste en lavar el cabello con un acondicionador natural. Este tipo de productos, a pesar de la creencia popular, también sirve para limpiar el cabello al contener agentes limpiadores en su fórmula. Tras realizar el Co-Wash sentirás tu cabello limpio, suave y con más brillo.
  3. Acondicionador: Tras el lavado del cabello, toca aplicar un acondicionador (¡siempre natural!) en las puntas del cabello para evitar enredos y aportar mayor movimiento al rizo. Tras este paso, tu cabello estará mucho más hidratado y nutrido.
  4. Leave-in: ¡Y seguimos hidratando el cabello! Aplica un acondicionador sin aclarado para retener la hidratación en tu cabello más tiempo.
  5. Definición de rizos: Existen muchas técnicas para definir el rizo. Te recomendamos que pruebes y escojas la que mejor funciona con tu melena. Sin embargo, hay algo que es importante que hagas SIEMPRE: aplícate el producto para definir rizos cuando el pelo esté muy húmedo, es decir, justo después de utilizar el acondicionador sin aclarado. De esta manera, conseguirás evitar el encrespamiento que tanto te molesta.
  6. Secado: Es el último paso, pero en muchas ocasiones, el más importante. Secar de manera correcta el cabello rizado es esencial para que el cabello termine cogiendo volumen y flexibilidad de manera natural. Para ello, te recomendamos el uso de una toalla de microfibra (las de algodón pueden provocar encrespamiento) para deslizarla sobre la melena. Evita también las herramientas de calor (planchas, secadores…) y seca tu cabello al aire. Y, por último, ¡no cepilles tu cabello una vez esté seco! Utiliza las manos para moldear los rizos y desenredarlo si fuera necesario.

Como ves, se trata de un método fácil de aplicar y que proporciona una hidratación extra al cabello rizado. Si tienes preguntas, no dudes en escribirnos. ¡Estamos aquí para ayudarte! Así como nuestra línea Curl & Defining.

¡Esto sí! Ten en cuenta que, al tratarse de un cambio de rutina, los efectos no son inmediatos, sino que serán necesarias unas 3 semanas para empezar a sentir los resultados.

Productos relacionados