Envíos península GRATIS siempre, Canarias a partir de 39 € | Recibe tus productos en 24/48 h
Rutina para cuidar tu cabello en invierno

Sois muchas las personas que nos escribís pidiendo una rutina capilar milagrosa para que vuestro cabello recupere la hidratación y el brillo que tenía antes de la llegada del invierno. Bien, ¡tenemos rutina milagrosa! Pero antes de compartirla, nos gustaría explicarte por qué con el cambio de estación y la bajada de las temperaturas, tu cabello tiene un aspecto más apagado y su textura es seca y deshidratada.

De la misma manera que tu piel siente que el frío ha llegado, tu cabello también lo hace. ¡Y no sólo esto! Siente los cambios bruscos de temperatura a los que lo expones al utilizar agua más caliente cuando te duchas, al utilizar un secador para secar tu melena, al poner la calefacción en casa… Todos estos factores externos son los que dañan tu cabello (sin tú ser consciente) y provocan que esté más seco y apagado en invierno.

Concretamente lo que ocurre es que el agua caliente se lleva los aceites naturales que protegen e hidratan el cuero cabelludo por lo que el pelo tiene una apariencia deshidratada y seca y, además, la porosidad de las fibras capilares aumenta provocando que el cabello se rompa con mayor facilidad.

Sabemos que no dejarás de ducharte con agua caliente cuando haga frío (¡tampoco queremos que lo hagas!) pero lo que sí puedes hacer es seguir esta rutina de cuidado para mimar tu cabello en invierno y hacer que mantenga el brillo, la textura sedosa y la hidratación que tanto te gusta. ¡Toma nota!

Consejos para hidratar tu cabello en invierno

  • Sigue una rutina de cuidado que hidrate tu cabello: la manera de evitar todo lo que vienes leyendo es crear una barrera protectora para tu cabello y esto se hace mediante la hidratación. Te recomendamos que sigas una rutina de nutrición profunda para reparar la fibra capilar y proteger el cabello de los agentes externos. La rutina Repair & Nutrition Plus ha sido formulada específicamente para nutrir y reparar los pelos más secos y dañados. Combina más de 15 activos naturales, entre los que destacan la proteína de soja y el aguacate, que le aportan una acción reparadora y protectora increíble. ¡Te la recomendamos!

  • El champú y el acondicionador no lo son todo: si eres de las personas que únicamente utilizan estos dos básicos debes saber que, en invierno, tu melena te reclamará más atención. Recuerda que hemos visto que el mayor problema en invierno es la deshidratación del cabello por lo que el uso de una mascarilla nutritiva una vez a la semana que aporte un extra de hidratación a tu cabello puede o de un sérum que fortalezca y repare las puntas, puede serte muy útil. Además, el sérum siempre puedes llevarlo contigo para utilizarlo cuando sientas tu pelo más seco o dañado.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura: este es el consejo más complicado de aplicar y con el que menos podemos ayudarte porque no está en nuestras manos… pero es realmente útil para la salud del cabello evitar las temperaturas excesivamente calientes. Intenta ducharte con agua tibia y, sobre todo, disminuye el uso de aparatos de calor (secadores, planchas, tenacillas…). Lo ideal es que dejes secar tu melena al aire, pero si eres de esas personas que necesita sentir su melena seca para evitar gripazos, te aconsejaremos que intentes que la exposición del calor no sea directa al cuero cabelludo o que utilices un protector térmico. ¿Qué no tienes protector térmico? NO HAY PROBLEMA. Te damos 2 consejitos: aplícate un sérum antes de secar el cabello para aportar una protección natural. Además, si te lo aplicas también al acabar, tendrás tu pelo nutrido todo el día y con un olor rico, rico. Otro truco útil es poner una cantidad muy pequeña de acondicionador a tu cabello y, sin aclarar, secar el cabello con un secador. ¡Tu melena quedará protegida ante el calor y no habrá rastro de frizz!
  • Utiliza productos antifrizz: seguro que te has dado cuenta de que en invierno el pelo tiende. Encresparse mucho más y a tener electricidad estática. Es ponerte un jersey de cuello alto y, de repente, pareces Cruella de Vil. Para ponerle remedio, te recomendamos el uso de productos antifrizz como un aceite nutritivo o un sérum ligero.

¡Y esto es todo! Porque no es necesario decirte que, POR SUPUESTO, todos los productos que utilices deben ser sin sulfatos, sin parabenos y sin siliconas, ¿verdad? Tu cabello merece un cuidado natural y respetuoso así que ¡esto no te lo saltes nunca!

Si tienes dudas o no hay manera de recuperar el brillo y la hidratación de tu melena, escríbenos. ¡Estamos siempre encantadísimos de ayudarte!

Productos relacionados